17 jul. 2013

Cosas que debes saber si te vas a casar

- Él siempre va a encontrar un defecto a tu comida. Aunque seas cocinera, siempre se te va a ir la mano con la sal.
- Los errores siempre los vas a cometer delante de su familia. Ej.: quemar una camisa mientras la planchas.
- Él siempre va a despertar antes que tú.
- Aunque restriegues las medias como esclava sobre piedra, nunca van a estar lo suficientemente limpias.
- Nunca vas a tener suficiente tiempo para ti.
- La manicura te va a durar a lo sumo 3 días.
- Los primeros días son terribles. ¡TERRIBLES!
- Nunca vas a estar lo suficientemente buena.
- Todo lo que hagas va a parecerle dramático.
- Su deseo va a ser que te contentes a los 5 min.
- Todas las demás mujeres del mundo van a ser unas perras.
- Empiezas a odiar tener una vajilla y una nevera.
- Entiendes y amas el doble a tu mamá.
- Te das cuenta de que si no lavas y llenas las hieleras nunca habrá hielito pal' 'fresco.
- Empezarás a seguir en Twitter cuentas de cocina y tips para el hogar.
- Tus necesidades siempre pueden esperar; ¡comprar un serrucho NO!
- Aunque sus salidas te importen cero, para sus amigos siempre serás "la cuaima".
- Los viernes no van a ser día de fiesta sino de dormir a las 10pm porque el cansancio puede más que tú.
- Cuando te venga la regla te vas a sentir miserable y vas a querer huir.
... y aún así serás feliz.
¡Qué cosa más rara, ¿no?!

3 comentarios:

  1. De un tiempo para acá diría que el blog tiene otra dueña (una doña) o que la autora ha estado presentando signos de esquizofrenia, igual me gusta lo que escribes como escribes.

    ResponderEliminar
  2. Algunas las confirmo; otras, no. La de "los primeros días son terribles" no nos ocurrió ni ha ocurrido, y eso que nuestro debut fue peor, emigrados y sin calefacción en invierno. Con las medias blancas ni les paramos bolas, cuando llegamos hasta las poníamos juntas en una bolsa y yo hasta usaba las de ella. Cabe acotar que entre ella hay grises y azuladas porque se coló alguna con la ropa negra o de color. No nos mata ese rollo, jajaja.

    Lo del despertar, realmente ambos adoramos dormir. A veces yo me levanto y ya Elena anda viendo el techo o jugando con el celular.

    Lo del drama sí que lo confirmo, jajajaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Wao, yo solo tengo 19 años y le tengo un terror al matrimonio. Me ha gustado tu blog.

    ResponderEliminar

tú también diVagas