19 mar. 2013

Lección de vida que seguramente aprendí tarde

Por cada vez que te equivocas, hay al menos dos personas dispuestas a señalar con sus dedo índice tu error.

Coñodelamadre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tú también diVagas