6 dic. 2012

Etapas del guayabo

Las relaciones se acaban.

Se van y dejan un torbellino de emociones; un ir y venir absurdo y detestable que se incrusta en la existencia y te lleva hasta el foso más profundo de todos.

No puedo decir que a todos nos ha pasado; hay por allí quienes tienen el corazón chucuto y qué le vamos a hacer. Pero sí puedo decir con toda propiedad que todos quienes se han enamorado al menos una vez en la vida, comprenden de qué hablo cuando digo que duele todo. Duele adentro. Y si pensaron en chinazo se equivocaron de post y de lugar. En la parte superior izquierda hay una X que los sacará de aquí.

Lo cierto es, equipo, que pienso que en esto de los guayabos hay etapas, y son las siguientes:
Primero, la etapa del dolor. Es la primera y más difícil de todas. Es dolor puro y profundo. Una llora como una hija de puta y descubre partes del cuerpo que no sabía que existían.

Después, la etapa del semi dolor; es la etapa del "ajá". Duele, pero sabes que ya. Lo quieres, pero qué carajo. Te vuelves una tipa más realista y más dura y exigente con la vida y contigo misma.

Acto seguido, viene la etapa del dolor. Te molesta el sólo hecho de pensar en el individuo. Lo quieres, pero también lo quieres matar. Te preguntas qué hacías en esa relación y qué te motivaba a aguantarla.

Una vez finalizado el dolor, llega la etapa de la alegría. Una cree que ya lo superó y que puede vivir sin pensar en la semi persona (porque a este punto ya es una semi persona). Pero una de tus amigas te dice que está detrás de ti y te arreglas desesperadamente para verte miamor y decir "mirá de lo que te perdés vos, hijo de puta".

Luego, te encuentras en la etapa de superación. Un día te levantas y decides no quererlo ni pensarlo. No te importa si te borró del Facebook o si subió nuevas fotos con la nueva puta con la que está (porque después de una, todas son putas). ¡Hasta dejas de pedir las contraseñas de tus amigas para ver las actualizaciones de él! Es, sin duda, la mejor de las etapas. Una se redescubre y consigue a una jeva más grande, fuerte y feliz.

Y ya, vuelves a tu ciclo natural. Vuelves a conocer gente, empiezas a salir, te vuelves a enamorar y se repite el ciclo.

¡Salud!

12 comentarios:

  1. La etapa de dejar de ver su Facebook es la mejor de todas pero es difícil al inicio. Yo maldije a Zuckerverga por haber creado esa web, pero basta, que el problema lo tiene uno. Lo bueno es que la etapa llega y te sabe a mierda si cambió de foto o a qué le dio like. Espero que llegues a esa etapa rápido, es alegría de primer día de vacaciones.

    ResponderEliminar
  2. Leer estó es cómo darme cuenta que al ser hombre soy responsable por todo esto. Tal vez soy de esos hombre que están locos y tiran la culpa así mismos. Pero no, de uno es la culpa cuando no enamora como dice Benedetti. En fin muy buen post. Gracias, me hiciste la noche con decir que te pones miamor al verlo detrás de ti. Mike.

    ResponderEliminar
  3. Estas joven y llena de vida... lo que debias aprender con esa persona, ya lo aprendiste y ciclo cerrado, proponte superarlo, mientras mas rapido menos trauma, tu hermano te quiere mucho.

    ResponderEliminar
  4. Así es :D Y tengo la canción perfecta (como cosa rara de Drexler) para ese momento cuando te desprendes de ese sentimiento de tristeza y le das paso a una nueva etapa :) http://bit.ly/VBIQZZ

    Un abrazote jevístico

    ResponderEliminar
  5. Esas son las cosas que le dan salsa a la vida, y merecen vivirlas una y otra vez hasta el cansancio o el hastio.
    Es preferible sufrir en el infierno, que aburrise en el cielo.


    Besos

    ResponderEliminar
  6. Te faltó decir que de la etapa del dolor a la etapa de la alegría, hay un trecho LARGO, l-a-r-g-o.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ademas de pesimista tambien sos ridicula

      Eliminar
  7. No creo que sea una desgracia que te dejen por alguien. Como nos recuerda Albert Camus, la verdadera desgracias es no aprender a dar amor, asi que dar amor es lo mejor y si el otro o la otra no corresponde, adios, que es igual a decir, crecer,, beso!

    ResponderEliminar
  8. Y que de aquellas que nunca parece superarse? Como leí no hace mucho en un muro de confesiones anónimas: 5 years, 2 girlfriends, and I still love her...

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Ah mira, has creado tu propia teoria del duelo, similar a la de Kubler Ross, buscalo en la wikipedia y veras que similar.

    ResponderEliminar
  11. Me gustó este post y nunca lo comenté. Hoy lo volví a leer y me gustó más.

    ResponderEliminar

tú también diVagas