2 jul. 2015

"¿Y si...?"

Gandhi, el Dalái Lama, Suzanne Powell, e incluso quien a simple vista puede ser y parecer un idiota, tienen muchas cosas en común. Entre ellas, el hecho de saber que pensar en los "¿y si...?" es inútil y poco sano. Lógica y espiritualmente está mal, lo sé. Pero en eso he gastado el tiempo de estos últimos días... "¿y si...?", como si eso me fuese a iluminar la mente de pronto.

Estoy bastante existencialista. También arrepentida de algunas decisiones. Me flagelo porque sé que he tenido tiempo para tomar no sé si mejores, pero sí más acertadas elecciones. Nunca debí, por ejemplo, permitir que me gritaran ni me pisotearan los sueños. Tampoco renunciar. Ni decir que no cuando era sí. Nunca debí dejar ir algunas cosas y personas si las quería en mi vida. No debí sonreír si la sangre me hervía por alguna injusticia.

Pero es que trato de derrumbar los patrones que yo misma he trazado y he calcado una y otra vez. Quería hacer las cosas diferentes; cambiar el rumbo de mi vida y decir "no, ya maduré". El problema es que hoy me pesa todo en el cerebro. Y en el corazón. Porque no he sabido perdonarme... y me pregunto si lo haré en algún punto. O si es un peo de la edad y esas cosas que las sociedades repiten como robots. 

3 comentarios:

  1. Creo que el proceso de perdonarse a uno mismo es mucho más difícil y doloroso que perdonar a otro, pero vale la pena. Sí se puede, Andrea.

    ResponderEliminar

tú también diVagas