24 sept. 2011

De bajones

Estoy arrecha.
Conmigo, con él y con todo. Mentira, con él no.
Estábamos bien; comimos, tomamos fotos y nos reímos. Y luego ya me obstiné.
Y escribiendo encontré -creo- el por qué.
Mi problema es que me obstina no poder estar más con él; es como uno de esos terribles ataques de ansiedad que te da cuando vas en carretera a equis lugar. Así.
Y me supera.

Ser mujer no se me da. ¿Puedo salir corriendo o me toca aprender?
No me aguanto, coño.

3 comentarios:

  1. Que peo!

    Si no está, lo extraña. Cuando está, te obstina!

    Te toca, aguantarte "me, myself and I"

    ResponderEliminar
  2. Nono; él no me obstina, me obstina no poder estar más con él.

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente, es como una especie de frustración - rabia de ¿por qué tan poco tiempo? así hayan pasado todo el día juntos.

    Poco a poco se aprende a aceptar oooo te mudas con él (mis niveles de paciencia son bajos) jajajajaja.

    Besitos.

    ResponderEliminar

tú también diVagas