13 nov. 2010

Una noche de cursilería termina aquí

Él intenta hacerme feliz. No sabe que yo me saboteo todo.
Él es alto como pocos. Yo lo llego a los hombros. Máximo.
Él tiene el valor que no tengo yo para hacer desastres con su pelo. Yo soy quien le hace los cumplidos.
Él camina y sabe cuántos pasos da. Yo me distraigo viendo el cráter que hay en la calle. Y obvio, me caigo.
Él no sabe cuánto me enamoró cuando me enseñó su letra. La mía se hace pequeñita.
Él es egoísta cuando quiere. Yo soy su alumna. Increíble.
Él levantó la ceja después de leer el párrafo anterior. Yo le estoy escribiendo por messenger, para que le baje y me dé besos.
Él dice que mi blog es genial. Yo digo que mi blog es genial cuando estoy arrecha y/o enguayabada.
Él no sabe que yo lo amo. Yo estoy jodidamente segura de ello.
Él cocina lo que sea. A mí no me queda bien un sandwich.
Él me hace reír todos los días. Yo me río de los dos. Jiji.
Él y yo detestamos a la gente comemierda. ¡BINGO!
Él describe de la manera más perfecta. Yo a todo le coloco "genial" (Pajúa, como si estuviésemos en Wonderland)
Él quería aparecer en mi blog. A mí me toca lanzarme la mejor de las disculpas, por escribirle un post tan corto.
Él es mi chico. Yo soy su Cari Cari.


P.D.: Pudiese haber descrito los podridos defectos que le conozco, pero nos hubiésemos aburrido burda.

6 comentarios:

  1. Noviembre como que es el mes "cursi", porque eso es lo que últimamente leo en la mayoría de blogs que sigo (incluyendo el mio). Bueno, fino. Solo Queria dejar un comentario pá' hacerte saber que me gustó tu post y que no creo que se moleste porque sea un post tan corto el que le dedicaste, por lo menos es un muy buen post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El amor definitivamente invadió a los blogs venezolanos. Me encanta, vale. Me leo, los leo, y siento como si viviéramos en Europa y somos felices. Agradable.

    ResponderEliminar
  3. Comparto tanto este post, de verdad, creo que mejor escrito no pudo quedar, que por breve y sencillo es que es muy especial.

    Yo me identifico totalmente con esto:
    "Él no sabe que yo lo amo. Yo estoy jodidamente segura de ello."

    Y tienes demasiada razón en esto:
    "Él dice que mi blog es genial. Yo digo que mi blog es genial cuando estoy arrecha y/o enguayabada." No sé por qué pero yo tengo la misma percepción del mío.

    P.d.: Pero mira qué cosas, y quién vino a comentar también aquí, vale :P...
    el amor como que se convirtió en troyano de varios blogs.

    ResponderEliminar
  4. Me complace mucho que el amor se esté reproduciendo. Soy un romántico empedernido, y adicto a las emociones fuertes. No me gusta el arroz sin sal, pero con salsa de soya o queso parmesano sabe mucho mejor. Me gusta despertarme en la madrugada y comerme un chocolate, o un helado, pero no hay nada que me guste mas que el ver lo romantico en todos los blogs, bueno, en todo menos uno que se supone no debo leer, y que su autora se niega a leer el mío.
    De igual forma: this the season...buen post!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Carlos.
    En arroz sin sal te soy experta yo jajajaja.
    Creo saber de quién me hablas, pero síguela leyendo, porque esa mujer es ROLO de mujer, y además es una genia escribiendo.
    Gracias por pasar :)

    ResponderEliminar

tú también diVagas