26 oct. 2010

Por terca

Hace 10 años, una comisión de la Orquesta Sinfónica (no recuerdo si de Venezuela, o de Caracas) visitó mi colegio, invitándonos a unirnos a su grupo.
Yo siempre he sido bastante selectiva, y para ese momento hablaba con dos o tres compañeros. Odiosa me llamaba el resto del salón; selectiva me sigo catalogando yo. Uno de esos tres compañeros es Pedro.
Recuerdo como ese día salimos los dos del colegio, discutiendo si iríamos o no a la sede de la Orquesta. Él ya estaba "metido" en el mundo musical, y a mí simplemente me atraía la idea.
Evidentemente, Pedro comenzó a mostrarme las ventajas de ir, y yo siempre llevándole la contraria.
Nunca olvidaré cuando le dije "Pedro, come on! No podemos dedicarnos a eso. Nos vamos a morir de hambre. Yo quiero ser odontóloga."
Pedro fue. Yo me alegré porque él lo hizo.

Pedro te nos habla al menos 4 idiomas ya. Ha recorrido un montón de países, y justo ahora está regresando de una gira en Europa. Sus fotos son la mayor bofetada que me ha dado la vida.

7 comentarios:

  1. Bah, todo en esta vida pasa por algo no? En tal caso, que instrumento tocarías si estuvieras en la Orquesta. Solo piensa eso, si de verdad te gusta la música, pues sí.. sientete mal por no haberte unido, y digo gustarte la música como para crearla, porque una cosa es que te guste ESCUCHAR música y otra MUY diferente es CREAR música.

    ResponderEliminar
  2. te entiendo, yo también tuve un pedro :(

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es, ¿eres odontóloga? :)

    ResponderEliminar
  4. Bah, you will. And you will do it awesome.
    De resto, estoy segurísima que tu Pedro es un apasionado con la música. Porque sólo los realmente apasionados y entregados a ella pueden lograr todo lo que tu Pedro ha logrado.
    Y bueno, el Sistema de Orquestas es una vaina brutal y hay que agradecérselo al Maestro Abreu TODOS LOS SANTOS DÍAS. Pero -créeme, lo vivo en carne propia- no todo es color de rosa. Te lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar
  5. No sé, a mí me pasa que voy a los conciertos y me parece mágico, veo las fotos y digo ¡qué divino!, pero imaginar vivir esa vida de entrega total por la música y tu instrumento y más bien pienso "eso nunca será para mí". Yo creo que ni tiempo tienen de disfrutar todas esas ciudades que conocen, ni de tener una vida social normal. Están todo el día tocando el instrumento! Lo que es hermoso, si sientes una pasión absoluta por algo como para sacrificar todo lo demás...

    ResponderEliminar
  6. fue una decision mia como jugar pelota .. jamas pense que me llegaria a dedicar a eso .. y jamas pense que esa seria mi vida .. las cosas pasan .. y bueno cada quien se traza su camino con esas pequeñas desiciones que uno hace inocentemente , eso le da mas sentido de emocion y de incertidumbre a la vida .. att .. pedro

    ResponderEliminar

tú también diVagas