24 jun. 2010

Contigo

Necesitas saber cosas básicas. Necesitas -al menos- querer comprenderme.
Dudo que lo logres, y por eso digo "querer".
Contigo quiero hacer las cosas mal. Meter la pata SIEMPRE. Ser desordenada y olvidar los detalles.
Contigo voy a aprender a bailar como es.
Tú me vas a llevar al Teatro y haremos críticas constructivas al salir. A la semana, me vas a regalar el libro que más quiera en ese momento, y hasta le vas a escribir una dedicatoria súper cursi. Cuando lo descubra, te voy a enviar un mail mentándote la madre por hacer semejante cosa. Porque contigo quiero hacer las cosas mal.
Contigo quiero viajar sin rumbo, y comer en lugares divertidos.
Contigo voy a compartir la entrada a la universidad, y el primer parcial con 03. A tí te voy a regalar miles de horas en Skype.
Contigo quiero aprender de música y tecnología. Vamos a ir a la playa y te confesaré que el sol me pone de mal humor, y que es esa la razón de mi cara de #"%&$@.
Contigo me voy a reír las veces que quiera, porque tú me vas a acompañar.
Contigo voy a querer Mokaccino todos los días. Contigo no me voy a permitir tener "momentos perfectos", porque me voy a aburrir de ellos.
Porque contigo quiero hacer las cosas mal.
No es que yo vaya a ser otra, es que voy a hacer las cosas mal. Quiero que quede claro.
A tí te voy a permitir acariciarme el pelo y hacerme cariñitos en el lóbulo de la oreja. Descubre tú cuál de las dos es.
Quiero que intentes robarme besos todos los días. No me los pidas.
Una tarde, me voy a sentar a hablarte de mi ex. Y te vas a aburrir como jamás, pero vas a tener el valor para pedirme que pare, y me besarás.
Contigo voy a compartir 888 buenos momentos, y 8888 malos. Porque quiero que estés más en los malos que en los buenos.
Me vas a regalar pie de limón y muchas muchas cotufas.
Tú vas a saber preparar el mejor de los Nestea's. Y yo voy a envidiarte eso SIEMPRE.
En mi cumpleaños, me llevarás a comer comida mejicana, y yo me voy a manchar el vestido. Tomaremos vino y me dirás que me quieres.
En ese momento, te voy a pedir que me lleves a mi casa. Y nunca nunca volveré a responderte un mensaje, o una videollamada en Skype. Porque contigo quiero hacer las cosas mal.
Saldrás de mi vida del mismo modo en que entraste, porque eres DEMASIADO perfecto como para yo permitirme quererte.


Porsia.

5 comentarios:

  1. Nadie es demasiado perfecto.
    Y pilla como vengo yo con mi maltripeo , mientras tú escribes tan dulce y bonito , haciendome sonreír a medio texto con tus ocurrentes escenas romáticas de lóbulos intimidados y cabellito acariciado.

    ¡ Saludos Andre!

    ResponderEliminar
  2. "Contigo quiero hacer las cosas mal. Meter la pata SIEMPRE."
    Y ojalá que uno pudiese decidir cuándo hacer las cosas mal, y cuándo no.
    Besos, excelente tu blog

    ResponderEliminar
  3. "Las cosas mal"
    Cuando se odia la perfeccion en busca del defecto perfecto. Una busqueda paradojica, realmente odiada.
    Saludos. Me encanto.

    ResponderEliminar
  4. Y mira que para ser tan podridamente perfecto, seria incleiblemente irreal. He ahi el detalle. Absurdos momentos.. Y totalmente de acuerdo contigo, así como entró que salga (:

    ResponderEliminar

tú también diVagas