17 oct. 2013

Decir adiós

Te dije adiós sin querer, pero queriendo.
Te dije adiós porque nunca debió haber un "hola", pero nos gustó.
Te dije adiós sabiendo todo, pero queriendo averiguar más.
Te dije adiós y me respondiste con tinta de cualquier color menos verde.

Te pedí, sin potestad alguna, no me escribieses ni encontrases.
Te pedí, de mil colores y detalles, que me besaras por última (por favor no) vez. Y lo hiciste.

Pero lo que no voy, ni por equivocación, a pedirte, es que me olvides. Firme como la copa que nunca nos bebimos. Firme como tú y como tu tinta nunca verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tú también diVagas