22 may. 2012

Confesión N° 12


Me odio.
Me odio porque se me jode la vida y la existencia y como no me parece suficiente, también vengo a cagar al blog. Como si eso me fuese a reparar. Como si arruinarte, blog, me fuese a hacer una mejor tipa. 
Se me jode. Y no se me jode solita, la vida. La jodo yo. Siempre yo. Con ayuda de otros, obvio, pero la decisión termina siendo siempre mía. Y la vuelvo a poner.
La misma piedra.
Tropezar con la misma piedra mil veces. Como un hombre. Igualito.
Kill me now!

1 comentario:

  1. Mentira, tú no te odias un carajo; estás molesta, pero no te odias. No permitas que la molestia te haga hablar así de ti misma, porque si una no se te me tiene a una misma, una no te me tiene nada.

    Ahora ya hablando claro, aguante marica. Mente positiva que las vainas sí mejoran.

    ResponderEliminar

tú también diVagas