29 jul. 2011

cualquiervaina

Si hay algo en esta vida que yo te sé hacer como los dioses es quejarme (bueno, ya dejó de tener sentido porque esas gentes seguro no tienen de qué quejarse). Me quejo de El Metro, del calor, del sol, de los errores ortográficos, de los retrasos en pagos, de la comida fea, de la gente quejona (¡ay, Andrea!), y hasta del modo de hacer pipí de mi abuelo. Sí, soy una intensa de lo último.

Hoy estoy al contrario. A pesar de estar cansada, tener sueño y estar metida en la cava -perdón, la cocina- de mi oficina, estoy feliz.
Ay, yo tampoco sé. Tengo una cosita en el estómago que me tiene toda feliz y contenta. Tanto, que estoy sonriendo mientras escribo esto.

Hago fiestas si así es como me van a dar los subidones de hormonas mes a mes. Así es como una tiene que vivir, coño.

1 comentario:

  1. Tú.
    eres.
    ehmmm.
    hermosa, sí, hermosa.

    ResponderEliminar

tú también diVagas