7 mar. 2010

Confesión N° 2

Pueden pisotearme lo que quieran. Pero ni de vaina me pisotean el respeto.
Y menos este tipo de niñitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

tú también diVagas